Navegação – Mapa do site

InícioNúmeros14Recensões críticasPeter Bjerregaard (ed.) – Exhibit...

Recensões críticas

Peter Bjerregaard (ed.) – Exhibitions as Research: Experimental Methods in Museums

Irene Sánchez Izquierdo
Referência(s):

Bjerregaard, Peter, ed. 2021. Exhibitions as Research: Experimental Methods in Museums. London: Routledge. 210 páginas, ISBN 9780367784188.

Texto integral

1Hace más de cuatro décadas del surgimiento de los primeros abordajes críticos a la figura del museo, encabezados por la Nueva Museología, que promovían cambios en la práctica y el pensamiento museológico. Ese espíritu de reflexión sigue vivo y continúan los cuestionamientos sobre su imparcialidad y accesibilidad, o los señalamientos sobre su papel social en materia de diversidad, sostenibilidad o descolonialidad. Estos debates no sólo han provocado una profunda reflexión sobre los objetivos y la función de estas instituciones en general, sino que también han abierto nuevas líneas de problematización sobre el papel que desempeñan las exposiciones. Surgen así enfoques que proponen un acercamiento experimental a la práctica expositiva y que reclaman entender el museo como una institución donde también se desarrollan procesos de indagación e investigación.

2Este enfoque experimental hacia el desarrollo y diseño de exposiciones ya había sido puesto en práctica sobre todo en los museos de arte y etnografía (Macdonald y Basu 2007; Thomas 2010). Señaló el beneficio que los museos podrían obtener al situarse dentro de un nuevo paradigma más procesual (llamado incluso process-museum, o museum-as-process) donde las experiencias que suceden en las fases de creación de una exposición fueran puestos en valor por encima del resultado y el diseño final. La propuesta de Thomas (2010) de “museo como método” defendía que los procesos de trabajo que se generan durante la creación y gestión de exposiciones constituían un método de producción de conocimiento en sí mismo: menos estructurado que el método científico y basado sobre todo en la interacción libre con las colecciones, donde somos apelados y distraídos por los objetos. Las aproximaciones teóricas al mundo de lo “no-humano” invitaron a los profesionales de los museos a repensar una fenomenología de los objetos con los que están acostumbrados a trabajar normalmente: los experimentos expositivos de Latour y Weibel (2005) desde la teoría del actor-red fueron pioneros en este sentido.

3Sin embargo, abrazar esta propuesta para comprender las exposiciones como método de producción de conocimiento supone aceptar que existen diferentes formas de investigar más allá de los confines de lo académico y del método científico. Esto es especialmente relevante en el contexto en el que surge este libro, los museos de ciencia universitarios, pues comparte estrategias para que los profesionales del perfil científico vinculados a la academia superen ciertos modelos tradicionales sobre lo que significa investigar, pasos necesarios para asimilar la noción de “exposición como investigación” o de “museo como laboratorio”. Algunos capítulos profundizan en el potencial de la colaboración interdepartamental e interdisciplinar, que sacude los cimientos de la institución universitaria y la museal. A lo largo de este volumen se dan la mano la arqueología, la paleontología, la historia natural, la biología, la botánica, las ciencias puras y la tecnología; por otro lado, conservadores, diseñadores, investigadores y comisarios se esfuerzan por encontrar espacios compartidos para el desarrollo de proyectos expositivos.

4El volumen tiene su origen en un proyecto colaborativo entre seis museos universitarios noruegos de carácter científico titulado “Exhibitions as Knowledge Generation Activity”, referido en el libro por su nombre coloquial: “The Colonization Project”. Realizado entre 2016 y 2019 y financiado por el Research Council de Noruega, fundamentalmente fomentaba la investigación colaborativa entre los museos y la atracción de públicos. Esto requería desarrollar métodos alternativos a sus actividades habituales: por este motivo muchos de ellos se atrevieron a desplegar un modelo de trabajo laboratorial. En este libro se presentan cinco de los seis casos que surgieron del proyecto junto a otros siete proyectos o ensayos relacionados con la investigación a partir del desarrollo de exposiciones por parte de autores invitados.

5El libro comienza con una sugerente introducción del editor Peter Bjerregaard que revisa de forma muy completa el estado de la cuestión. Doctor en Antropología y director de proyectos en el Museo Danés de Ciencia y Tecnología, ha dedicado los últimos años al estudio del potencial de las exposiciones como método particular de investigación y al desarrollo de enfoques experimentales para el diseño de exposiciones. El volumen está estructurado en tres grandes bloques y cuenta con la participación de 16 profesionales e investigadores relacionados con los museos universitarios nórdicos e ingleses.

6La primera parte, «Cross-Disciplinary Collaboration», comienza introduciendo una de las propuestas centrales en materia de educación e investigación en la última década. La transdisciplinariedad, o interdisciplinariedad, surge como propuesta de trabajo ante la complejidad de los fenómenos modernos que no pueden ser abordados desde una sola disciplina. A lo largo de tres capítulos, los autores desgranan las implicaciones que esta propuesta puede tener en el ámbito de los museos. Comienza con la presentación proyecto “LAB” del Norgewian Museum of Science and Tecnhology, donde Henrik Treimo relata la experiencia de un proceso de trabajo colaborativo desencadenado por la ubicación de una gran mesa de trabajo que actuó como espacio de intercambio entre conservadores, diseñadores e investigadores del museo. Los conservadores del Jardín Botánico del Museo de Historia Natural de Oslo comparten a continuación del proyecto “Viking Garden”, que implicó una colaboración activa entre arqueólogos y biólogos, y es presentado como una exitosa forma de generar ideas novedosas para proyectos aparentemente convencionales y monodisciplinares. Por último, a partir de un proyecto audiovisual generado para una exposición sobre amuletos en Londres, las autoras Nathalia Brichet y Frida Hastrup comparten su visión sobre cómo el trabajo de campo etnográfico puede ayudar a desarrollar el proceso de creación de una exposición como un proceso de investigación colaborativo e “indisciplinado”.

7El segundo bloque, «Sensing Knowledge», pretende introducir al lector a los estudios sobre “nuevos materialismos” (fenomenología de los objetos y los materiales) y a la reciente investigación museística que se interroga sobre lo que significa la interacción de los objetos entre ellos, con los textos y con los visitantes. En el primero de los cuatro capítulos que componen este bloque, Adam Bencard del Medical Museion de la Universidad de Copenhague introduce de forma pertinente este tema a partir del pensamiento “no-antropocéntrico” del filósofo Ian Bogost y lo conecta con su labor curatorial durante la exposición Mind the Gut. Le siguen las reflexiones de la conservadora del Museo Universitario de Bergen, Kari K. Aarrestad, sobre el proceso que llevó a exponer los objetos más característicos de la colección en un centro comercial durante las largas obras de remodelación, originando encuentros, reflexiones y diálogos entre los trabajadores del museo y el público general. El editor del libro, Peter Bjerregaard, nos regresa a los postulados centrales del volumen y a la creación de exposiciones como proceso de generación de conocimiento a partir de la exposición COLLAPSE Human Being in a Unpredictable world, concepto que denomina «collapsology». Por último, Elizabeth Hallam de la Universidad de Oxford introduce a partir de dos estudios de caso el concepto de “objetos-espacio” en el contexto de la experimentación museológica en museos de etnografía y antropología.

8La tercera y última parte, «Collaborating with Audiences», versa sobre uno de los temas más trabajados en los últimos años en materia de estudios de museos, donde se exploran, no sólo las prácticas llevadas a cabo para atraer a e involucrar a los públicos puntualmente de fuera hacia dentro del museo, sino también cómo convertirlos en agentes creativos integrados en la práctica museística. Consta de cuatro capítulos que introducen lo que podríamos denominar una “ontología participativa”, a partir de un despliegue de trabajo etnográfico en diferentes espacios fuera del museo como Day Centres (dedicados al cuidado de mayores) – en Helen Graham, capítulo 11 – y con gran variedad de públicos como jóvenes y niños en colegios (capítulo 9), festivales de música (proyecto “Guerrilla Archaeology” de la Universidad de Cardiff, capítulo 8), propuestas de una increíble diversidad y riqueza humana que generaron multitud de nodos de colaboración. En un ejercicio de reflexividad los investigadores del museo también comparten sus dificultades a la hora de desarrollar este modelo de laboratorio colaborativo durante el proceso de creación de exposiciones y defienden la necesidad de testar, evaluar y adaptar estos nuevos modelos de trabajo para el futuro (ver capítulo 10, Guro Jørgensen, desde el Museo Universitario de Trondheim).

9La riqueza conceptual y práctica de este volumen también puede interesar a los especialistas en otros campos como la educación en museos, especialmente desde la perspectiva de la pedagogía constructivista. Los proyectos que presenta este libro proponen visiones de la exposición que dibujan un papel activo del visitante, uno con agencia en la construcción del conocimiento y responsabilidad sobre su propio aprendizaje. Las exposiciones son interpretadas, en línea con las pedagogías descoloniales, como medios que desdibujan la línea entre los productores de conocimiento experto y los consumidores o espectadores de este. Sin embargo, es evidente que estos aproximamientos conceptuales al museo como espacio de investigación plantean diferentes retos metodológicos. Este volumen, con su eminente deseo de compartir casos prácticos con sus victorias y derrotas, pretende contribuir a su superación para apoyar a los miembros de la comunidad museística que deseen emprender este viaje.

Topo da página

Bibliografia

Latour, Bruno, y Peter Weibel, eds. 2005. Making Things Public: Atmospheres of Democracy. Cambridge: MIT Press.

Macdonald, Sharon, y Paul Basu, eds. 2007. Exhibition Experiments. Oxford: Blackwell Publishing.

Thomas, Nicholas. 2010. “The Museum as Method.” Museum Anthropology 33 (1): 6-10.

Topo da página

Para citar este artigo

Referência eletrónica

Irene Sánchez Izquierdo, «Peter Bjerregaard (ed.) – Exhibitions as Research: Experimental Methods in Museums»MIDAS [Online], 14 | 2022, posto online no dia 15 maio 2022, consultado o 14 junho 2024. URL: http://0-journals-openedition-org.catalogue.libraries.london.ac.uk/midas/3017; DOI: https://0-doi-org.catalogue.libraries.london.ac.uk/10.4000/midas.3017

Topo da página

Autor

Irene Sánchez Izquierdo

Investigadora contratada y doctoranda en Historia, Cultura y Pensamiento, Universidad de Alcalá, España, irene.sanchezi@uah.es, https://orcid.org/0000-0002-6850-8666

Artigos do mesmo autor

Topo da página

Direitos de autor

CC-BY-NC-SA-4.0

Apenas o texto pode ser utilizado sob licença CC BY-NC-SA 4.0. Outros elementos (ilustrações, anexos importados) são "Todos os direitos reservados", à exceção de indicação em contrário.

Topo da página
Pesquisar OpenEdition Search

Você sera redirecionado para OpenEdition Search