Navigation – Plan du site

AccueilNuméros27EntretiensEntrevista a Priscila Rosas Martí...

Texte intégral

1Priscila Rosas Martínez (Mexicali, 1999) debutó recientemente su carrera de cuentista con la antología Inevitable, que fue galardonada el pasado año con el Premio Estatal de Cuento de Baja California, siendo así una de las autoras más jóvenes en obtener el premio. Esta entrevista busca establecer un retrato de una representante de la nueva generación de narradoras radicadas en el norte de México. Se realizó en noviembre de 2023 en Mexicali, Baja California.

2Pregunta : ¿Podrías presentarte como escritora ?

3Respuesta : Tengo 24 años y escribo desde la adolescencia. Considero que empecé a escribir a los trece y de manera más formal, a los dieciocho. Digo de manera más formal porque es cuando me gané mi primera beca literaria y ya me empezaron a pagar por escribir y sentí más compromiso con la escritura. Desde los dieciocho, he intentado en varios géneros, gané un premio a nivel estatal de ensayo, pero no me he desarrollado mucho en ensayo desde entonces, me he versado en las historias cortas, escribiendo cuentos, aunque he intentado otros géneros, como la crónica, la poesía y la novela. Pero mi fuerte es el cuento. He participado en varias antologías de cuentos que han salido de manera digital o impresa. Cuento con publicaciones en revistas electrónicas como Sputnik, Revista Plástiko, Punto en línea (que es una revista de la UNAM) y ahora este año se ha publicado mi primer libro de cuentos que es un libro completo de obras nada más mías, proveniente de haber ganado el Premio Estatal de Literatura 2022-2023, y pues esta antología está en digital, y estoy esperando que se imprima, pero sería como mi publicación más reciente en cuento.

4Pregunta: ¿Qué estudios hiciste? ¿Esto influye en tu quehacer literario?

5Respuesta: Estudié Ciencias de la Comunicación, terminé hace no mucho, me gradué en junio, todavía estoy esperando el papel del título. Cuando yo estaba en esta transición entre preparatoria y universidad, yo sí quería estudiar letras, pero en Mexicali no hay, está en Tijuana. Aquí en Mexicali, lo que hay es licenciatura en pedagogía y enseñanza de la lengua española, que también se puede vincular con la literatura, pero está enfocada a la docencia, pero la verdad yo no quería ser docente. Entonces entre lo que vi, las opciones que me quedaban, me fui por ciencias de la comunicación, pensando que “puedo estudiar otra cosa, pero esto no me impide seguir escribiendo”. Nunca he estudiado literatura formalmente ni he tomado diplomado de escritura creativa. Lo que sí he hecho son talleres literarios y eso es muy importante. No he estudiado en una institución de manera formal. Pero sí se relaciona mucho con comunicación, que escogí por descarte pero que me terminó gustando mucho y sí encontré relaciones muy fuertes, porque en la comunicación siempre se está escribiendo, en distintos formatos, para distintas ocasiones, diferentes públicos, siempre se requieren habilidades de escritura muy agudas y de desarrollo de la creatividad. Mi carrera no tiene que ver con literatura pero me exige habilidades que ya tengo escribiendo, y la carrera me sirvió para la escritura.

6Pregunta: ¿Y tus ocupaciones profesionales actuales tienen relación con tu actividad de escritora de ficción?

7Respuesta: Actualmente soy guionista para Imagen TV, que está dentro del departamento de producción de la UABC. Lo que me toca es escribir guiones, historias que tratamos de manera audiovisual. Tengo poco trabajando allí, desde el pasado mes de mayo, pero encuentro que toda mi experiencia de creación de historias es muy útil, porque es lo que me piden, nada más que en otro formato: cómo contar una historia para informar, para entretener… también se pueden usar las historias para eso, entonces yo considero que si yo no tuviera estas experiencias de escritura que tengo desde los dieciocho estaría haciendo un trabajo diferente o incluso no estaría allí, porque la gente que me contrató sabía que yo tenía esta experiencia. Yo sí encuentro una relación muy estrecha en esta doble vida, como cuando estudiaba y escribía.

8Pregunta: ¿En qué talleres has participado?

9Respuesta: En este caso, el primer taller que tomé fue en el ICBC, fue de escritura y me lo tomé cuando me gané mi primera beca literaria, una beca Jóvenes Talentos que gané cuando tenía diecisiete años. Te dan un incentivo y tú tienes que participar en ciertas clases. Ese fue mi primer taller y fue muy importante porque fue la primera vez que socializaba lo que escribía. Era la primera vez que otras personas leían mis textos. Esto me marcó mucho Y era la primera vez que yo veía qué implicaba escribir y escribir de manera no personal y no como un diario. Ese fue el primer taller que tomé. Ya más adelante, durante la pandemia, estábamos en línea, había qué buscar qué hacer fuera de la vida cotidiana y de las clases en línea, tomé un taller de cuento con la autora mexicalense Elma Correa. Elma ya la conocía del ICBC, aunque no muy personalmente. Y estos talleres me ayudaron a mi a escribir mucho, porque si bien tengo muchas ideas, se me dificulta mucho a veces ejecutarlas. Necesito a alguien que me lo exija, casi reglamentariamente, de manera escolar. [...] Me sirvió mucho que un taller, entre clase y práctica, te exijan y tuve mucha producción allí en la pandemia. Tuve mucho crecimiento creativo gracias a los talleres. Creces, avanzas o mejoras en un arte a partir de lo que puedas aprender de otras personas. Entonces, que te dijeran otras personas lo que podías mejorar es más fácil que si tu vas buscando eso por ti misma. Por eso, no he tomado muchos talleres pero los que sí seguí me sirvieron muchísimo, para crecer, compartir y escuchar a otras personas.

10Pregunta: ¿Y estos son los cuentos que aparecieron en tu antología Inevitable, con la que ganaste el Premio Estatal de Literatura? ¿Hay un hilo rojo entre los cuentos de este libro?

11Respuesta: Los cuentos de Inevitable fueron escritos en épocas diferentes, pero muchos vienen de estos talleres. No los escribí que iban a formar parte de una antología. Me enteré de este concurso y junté los cuentos, y sí funcionan juntos. Vi que había algo, y me agarró por sorpresa. Si cada cuento funciona solo, me parece que hay como conectores. La idea es que fueran anacrónicos, sin lugar ni tiempo realmente. […] No pensaba ubicarla en Mexicali, pero es el principal lugar donde he vivido entonces supongo que sobresale en los textos. Cada uno trata de una problemática específica, o que me ha pasado a mi o que me han contado, y retoma el ambiente de la ciudad que observé. Si hay cuentos que escribí en otras partes, por ejemplo el del hostal, que me inspiré de un hostal que está en Ensenada. Se llamaba la Jolla, súper equis, por allí por el centro […], otro está basando en el campo que tiene mi familia en Chile, porque mi papá es chileno (pero yo no tengo la nacionalidad), me considero mitad chilena y tengo familia allá y vamos y me ha tocado ver y experimentar allá.

12Pregunta: Así llegamos a la pregunta siguiente: has estado en Chile, hiciste un año de intercambio en Grenoble… ¿qué piensas de esta experiencia internacional en cuanto a tu arraigo como escritora mexicalense?

13Respuesta: De hecho, en Grenoble escribí un cuento que no está en Inevitable porque ya se había publicado en otra antología de ciencia-ficción. Este tiempo fuera fue muy importante como para la escritura, más que por el hecho de ver otros contextos que son muy diferentes estructural y socialmente. Para mi, esto implicó de vivir sola, desplazarme sola, en un país que no hablaba mi idioma. Allí estudié Sciences du Langage. Al principio me sentía como extraterrestre, como la otra, como el extranjera, un poco como en lo de Camus. Es una sensación de choque. Pero luego encontras personas que se sienten igual y es liberador cuando logras hacer relaciones. Son sentimientos muy fuertes que he llegado a experimentar y me sirvieron mucho para hacer historias. Son cosas que recuerdo muy claramente y que recuerdo al momento de querer expresar emociones de manera escrita.

14Pregunta: Citaste a Camus. ¿Tienes una apetencia para las literaturas extranjeras?

15Respuesta: […] Empecé a leer mucho en mi infancia y adolescencia, primero en la secundaria, y era una devoradora compulsiva de libros. Consumía mucha literatura estadounidense, todas las sagas más comerciales, los que nos llegan acá, que son las que se venden y que hacen películas sobre eso. Ya más grande, ya en la prepa y en la universidad, empecé a leer más autores y autoras latinoamericanas, más mexicanos y también de otras partes, japoneses o de Europa. Para mi, que estuve leyendo cosas producidas en el mismo contexto, lo que me interesó es como un mismo hecho puede ser narrado de manera distinta. La literatura internacional me gusta mucho porque pone en perspectiva las problemáticas; por ejemplo en México hablamos mucho de ciertas problemáticas que no existen en otra parte, en Europa. Hay otros focos y otros objetos literarios.

16Pregunta: Aparte de Elma Correa, ¿ves alguna filiación de tu obra con el resto de la literatura bajacaliforniana? ¿Te consideras como narradora mexicalense?

17Respuesta: Incluso a nivel local, no sé si soy parte de una lista, si ya puedo marcar mi nombre o no, pero el premio me da más visibilidad. Bueno, Baja California es un Estado con baja densidad de población. Hay mucho menos gente que otros, entonces forzosamente hay pocos editores. El ámbito sigue reducido. Todos nos conocemos, cuando hay un evento literario siempre vamos las cinco personas. […] A mi me parece importante reconocerme dentro de este gremio porque no somos muchos y lo que más hay son personas de la Ciudad de México que vienen aquí o de Los Ángeles y que vienen aquí… también qué tenemos que decir la gente de aquí. Si le preguntas a alguien del Centro de la República qué hay en Baja California, seguro que no sabe. […] Baja California, ni idea. […] Me parece importante abrazar esta identidad bajacaliforniana como escritora, porque es lo que siento y hay que reforzarla.

18Pregunta: ¿Piensas irte de Baja California para la maestría pero después volver?

19Respuesta: Sí, yo quiero volver a Francia para estudiar pero en realidad ya veré como y cuando vuelvo, esto dependerá de las posibilidades que aparecerán. Mi idea es efectivamente irme a Francia el próximo año, pero siempre tener presente mi lugar de proveniencia. Eso me pasó en mi primer intercambio [en Grenoble]. Cuando la gente me preguntaba “¿de dónde eres?” y yo contestaba “de México”, ciertas ideas que se asocian con México ya se rompían, porque no hablo como en la Ciudad de México, no como lo mismo que la gente de la Ciudad de México. Y yo explicando que México es muy grande y que hay muchas identidades diferentes. Lo que platicaba de mi México, el del norte, de la frontera, era distinto a las ideas que la gente de otras partes del mundo tenía de México, hablar de este contexto específico me interesa mucho y lo voy a seguir haciendo si me voy otra vez al extranjero. Me encontraba a veces en Europa con cierto recelo contra Estados Unidos, y cuando platicaba que iba a la compra o a pasear a Estados Unidos […] y me criticaban, o luego se imaginaban Mexicali como una ciudad de Estados Unidos porque hay carreteras grandes, carros automáticos, y yo diciendo: “pues no es lo uno ni lo otro, lo que pasa es que no correspondo a tu concepto de mexicano”, es un concepto específico, que funciona así. Es lo que me interesa dentro de la academia, como escritora y también como persona, explicar que este es mi contexto y así lo estoy escribiendo y viviendo. Es un contexto mixto e intercultural.

20[...]

21Pregunta: ¿Piensas pasar a la novela o a formas más largas? [...]

22Respuesta: Me gustaría mucho escribir una novela, siento que es como un paso obligado. En 2021, fui a una estancia literaria […] [Material de Sueños] en las Islas Marías. Fuimos 25 jóvenes seleccionados y seleccionadas para participar y la Secretaría de Cultura nos encerró tres semanas escribiendo. Era como un taller muy particular. Había gente de toda la República, éramos tres de Baja California (dos de Tijuana, y yo, de Mexicali). Había mucha gente, como siempre, de la Ciudad de México, pero también tres de Jalisco, unos de Yucatán, de Chiapas. Fue una convocatoria nacional. Para participar tenías que someter un proyecto, y que me ayudó a ser seleccionada fue una novela de ciencia-ficción. La construí, la sustenté mejor en este taller. La he continuado muy lentamente: el trabajo, la academia, la tesis, etc. No he podido avanzar, me gustaría mucho terminarla con el FONCA o el PECDA. Lo sometí pero no lo logré. […] Me gustaría tener una beca porque me sirve tener plazos para terminar las cosas. Mejor tener esto que todo el tiempo del mundo y no hacer nada. […] Tienes que terminarlo ya.

23[...]

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Anaïs Fabriol, « Entrevista a Priscila Rosas Martínez, cuentista bajacaliforniana novel »Amerika [En ligne], 27 | 2024, mis en ligne le 02 mars 2024, consulté le 18 juin 2024. URL : http://0-journals-openedition-org.catalogue.libraries.london.ac.uk/amerika/19115 ; DOI : https://0-doi-org.catalogue.libraries.london.ac.uk/10.4000/amerika.19115

Haut de page

Droits d’auteur

CC-BY-SA-4.0

Le texte seul est utilisable sous licence CC BY-SA 4.0. Les autres éléments (illustrations, fichiers annexes importés) sont « Tous droits réservés », sauf mention contraire.

Haut de page
Rechercher dans OpenEdition Search

Vous allez être redirigé vers OpenEdition Search